El Rematador


De corta estatura pero Largo de apellido, ante un circunstancial interlocutor solía recordar “yo siempre fui un gurrumin y luego pegué un estirón y ahí nomás quedé” y, no pocos se preguntaban dada su baja  estatura ¿Cómo habrá sido ese estirón?
Solía competir en altura con el herrero Francello,cada uno gastaba sus chanzas sobre el otro  aludiendo a sus respectivas  bajas estaturas, alegando ambos ser mas alto que el otro, a menudo, ante un ocasional visitante le requerian oficiar de arbitro,espalda contra espalda poniéndose de puntillas se estiraban a mas no poder, sin sacarse ni un milimetro de ventaja , o al menos esa era la sentencia arbitral para no herir susceptibilidades, pero no por ello dejarian de volver a insistir con la prueba en cada encuentro, que siempre terminaba de manera risueña a pesar ser de nacionalidades distintas, español uno, italiano el otro.
Pablo Largo, español,natural de Salamanca,habia llegado a Chillar ,instalando un emprendimiento  cuyo nombre hacia referencia a su terruño natal: “La Salmantina” y se anunciaba como “Hojalatería,Instalacion de cuartos de Baño,Lavatorios,Inodoros,Bidet,confeccion e instalación de Canaletas,Venta e instalación de Vidrios”.
Oferta amplia que en relacion con el  pequeño tamaño de la Localidad , incidia en la  demanda de sus servicios y productos,por la precariedad de las viviendas,sobre todo en lo que respecta a sanitarios,pues por entonces tener un cuarto de Baño era un lujo solo accesible  a muy pocos ,mientras la mayoria-independientemente de si la vivienda era de material o si era el tipico ranchito de adobe-se conformaba con el precario Excusado(retrete) al fondo del terreno y asearse al lado de la bomba de agua o por medio de una palangana.
Ello repercutía en el nivel de sus  ingresos y como una forma de sumar algunos pesitos mas se convirtio en Rematador ,dedicado al remate de enseres domesticos,mobiliario,herramientas etc.tan comunes en cualquier pueblo o ciudad, anunciado mediante pequeños folletos repartidos casa por casa con la nomina de elementos a rematar,Remate que realizaba en su propio domicilio o en el del eventual solicitante de  sus servicios.
Ademas de los folletos todo el mundo daba cuenta del remate por la Bandera Roja característica (una costumbre que se ha perdido) con la leyenda “Hoy Remate Hoy” que se mostraba frente al domicilio donde tenia lugar.
No hay certeza si hubo algún oculto colaborador tan comunes en  el acto del  remate para realizar ofertas y ayudar a levantar un poco los valores de los elementos puestos en consideración .
Claro que en esa época ,ni falta  hacia ,habitúes de cuanto remate se realizara en la localidad ahi estaban  ellos, dos hermanos turcos(árabes en realidad),de manifiesta e inentendible enemistad e irreconciliables en su relacion,uno con la intención de comprar y el otro siempre con el empeño puesto en evitar la compra por parte de su hermano aun a costa de elevar el precio en forma desmedida y llevarse a casa enseres que no necesitaba,lo cual provocaba la rabieta del primero hasta el punto que en mas de una oportunidad se fueron a las manos, debiéndose intervenirse para evitar que las cosas llegaran  a mayores,lo cual no evitaba que en los días siguientes el frustrado comprador  vociferara su indignación a diestra y siniestra ,por no haber podido adquirir siquiera un pala de punta que le era de suma necesidad..
Quien no se indignaba era el rematador que de esta forma se veía favorecido.Pero un día llego la revancha,un remate por cierre de un amplio y surtido negocio de Ramos Generales,ubicado al lado del actual Club Huracán, cuyo dueño Elías Ganim ,era nada menos  quien entorpecía la compra  a su propio hermano  y que en esta oportunidad por razones obvias no podía intervenir.
Ello le dejo el campo libre  que así pudo resarcirse y adquirir todo lo que no había podido hacerlo con anterioridad y  ¡ a muy bajo precio!,en un Remate que seria recordado como uno de los de mas larga duración efectuados en la localidad ,debido al variado y extenso numero de  ítems que componían el stock remanente del negocio,abarcando todo tipo de mercaderías, insumos para el campo, herramientas y equipos varios etc.y lo mas risueño,tambien estaban los elementos cuya compra le habia birlado a su hermano , insumiendo mas de  tres días y seria uno de los últimos protagonizado por Dn Pablo Largo,secundado por uno de sus hijos.
Tiempo después Dn Pablo habilitará en lo que fuera el Salon de su negocio uno de los primeros kioscos de la Localidad -nominado y atendido como tal,por una ventanilla diminuta-para entonces ”La Salmantina” es solo un recuerdo de tiempos idos  y la tradicional Bandera Roja ,que ya no ondearia  dejaría de ser vista en su frente.
Aviso Publicado en el periodico local "El Pueblo" el 25 de mayo de 1935

No hay comentarios: