Correr por diez centavos



Como en todo pueblo había personas con diferencias y defectos físicos notables, que incidían en menor o mayor medida en sus capacidades motoras y/o manuales, aunque en esa época no se hablaba de capacidades diferentes.

Las reacciones e impresiones de quienes éramos niños supuestamente “normales” frente a esas personas, podían pasar por la admiración y el asombro  ,es el  caso de una joven chica muy bella ,que  carecía por completo de antebrazos y parte de los brazos y,  tenía un pierna más corta  que terminaba a la altura de la rodilla de la otra ,pero que con el uso de una muleta especial podía caminar con cierta normalidad y manejar una escoba y  barrer el patio con suma agilidad, pero lo que más nos asombraba era su habilidad para tejer manejando las agujas con sus dos pies.

En contrapartida nos provocaba cierta aprensión visualizar a alguien que le  habian amputado una pierna  y debía desplazarse con el uso de muletas, aprensión en parte incentivada por la gente mayor del barrio ,aleccionándonos sobre nuestra conducta, diciendonos que si nos portábamos mal nos iba a pasar  lo  mismo .
De la aprensión pasamos a la temerosidad ,cuando un día llega a la localidad  a cargar combustible una motocicleta sidecar ,lo cual de por sí ya era motivo de atención y de atracción  para los niños que rápidamente  nos acercamos a ella ,en la misma viajaban  dos excombatientes alemanes , que habían participado en la Segunda Guerra Mundial apenas finalizada unos pocos años atrás,  recorriendo el país rumbo a la Patagonia   vestidos con ropa de cuero de color negro (normal para los motociclistas) ,de trato amable ,un cierto escozor nos recorrio el cuerpo  al ver que uno de ellos, quien conducía la motocicleta  no solo llevaba un parche negro (del mismo color que su vestimenta) tapándole un ojo, si  no que al momento de partir descubrimos  que en lugar de la mano izquierda portaba un garfio de hierro con una argolla en su extremo que calzaba justo en  el manubrio del lado izquierdo.
Nunca habíamos visto algo si en forma directa y pasaría un tiempo para que viéramos personajes con defectos similares en las películas sobre Piratas y se convirtieran en algo normal.

De la temerosidad pasamos a la hilaridad Hubo un caso,que solía provocar una cierta hilaridad ,no era que uno se riera de un defecto físico ,si no  de los efectos visuales  que el mismo provocaba en la persona al caminar y sobre todo al correr.
Se trataba de un chico que había nacido con la posición de sus pies vueltos hacia dentro, de manera que al caminar un pie pasaba por encima del otro ,daba la impresión que en cualquier momento podían tocarse y ello provocar su caída, si llamativo era el caminar mucho más lo era cuando corria,verlo era el gozo del dueño del Hotel Internacional, de manera  que todos los días ,el chico se acercaba al Hotel para que el dueño lo viera correr unas decenas de  metros al cabo del cual lo premiaba con diez centavos,de los antes claro (x).
Con diez centavos se podian comprar diez caramelos o  cuatro caras sucias(tortas negras)

Policia mediador




Policía mediador

En épocas de nuestra niñez ,contados eran los hechos graves  que merecieran la intervención policial ,el paso por la localidad viajando en tren de un peligroso  asesino ,que movilizara a toda la policía o la muerte mediante el disparo de una arma de fuego de un miembro de una familia tradicional en plena calle Cortázar ,fueron hechos excepcionales que sacudieron la modorra pueblerina, los delitos más comunes eran los robos de gallina ,alguna gresca entre vecinos o entre personas  excedidas en el consumo de bebidas, que la policía al obrar preventivamente ,solicitándoles la entrega del facón a los qué ,desde el campo se allegaban al pueblo montando caballo los fines de semana  evitaba que fueran sangrientos  o los controles esporádicos e imprevistos  de los prohibidos juegos de azar en el  Club Social .

Las ocupaciones mayores eran de tipo burocrático presenciar la carneada en el Matadero, estar presente en cada llegada de un tren de pasajeros a la Estación de FFCC ,(en esa época,mañana y tarde ,salvo los domingos) controlar el embarque  de hacienda en los trenes de carga  del FFCC ,darse una vueltita por El Descanso a la llegada de los Ómnibus de pasajeros ,concurrir a los bailes ,a los Oficios religiosos (en épocas de Perón,en que por razones polticas los principales dirigentes  politicos de la localidad y el Parroco fueron detenidos y por mas de una semana hubo record de presos en la Sede Policial) ) ,realizar las rondas nocturnas  recorriendo las calles del pueblo ,en semipenumbra  haciendo sonar el silbato de tanto en tanto y ocupaciones menores como desalentar el juego de bolitas en la calle , llegando a  quitarnos  las mismas o parar a las niñas en la vía publica pidiendo que mostraran las manos ,seguido de la admonicion “las tenés sucias ,andá a lavártelas” .

Quizá lo más complicado eran los domingos por la tarde, debían estar presentes en los partidos de Fútbol para evitar trifulcas y/o hechos de violencia, comunes en esa época en que existía el expendio libre de bebidas alcohólicas.

De manera qué, en general ,era habitual verlos caminar con paso cansino, sin apuro, para dirigirse a cumplir algunas de las obligaciones mencionadas.

A paso cansino, para no desentonar se solía ver llegar a la sede policial desde el Hotel Internacional donde se alojaba al Oficial a cargo, recién egresado, luciendo una lustrosa espada con aires de suficiencia “echao p/atrás” según el comentario popular.

Como siempre ocurre existía el contraste ,un policía alto y delgado, de rápido y enérgico andar  ,servicial y atento con quienes  se apersonaban a la sede policial por algún tramite ,salvo el oficial, era el único que sabía escribir a máquina .
Su accionar y enérgico proceder  se podía ver en sus intervenciones para detener las trifulcas que se producían en los partidos de Futbol para  separar a los contendientes ,sin vueltas cachiporra en mano,  se avalanzaba sobre los revoltosos, repartiendo cachiporrazos a diestra y siniestra logrando su objetivo en  un santiamen.

Sucedió un dia , que estando de servicio en la sede policial ,fué  el destinatario de una impronta verborragica incontenible de una irrascible  mujer, provinciana, de baja estatura,cuyos gritos  se podían oír en  toda la cuadra  ,reclamándole enérgicamente su intervención para solucionar un diferendo con una familia del vecindario .
El vecino-padre de un hijo,  que a juicio de la mujer era el responsable de haber atentado contra el honor de  su hija-  por lo tanto,  receptor pasivo de sus descalificaciones expresadas a viva voz ,a pesar que previamente habia accedido de buena fe   a  acompañarla  a la sede policial .
Allí estaban ,los tres en la vereda ,a la vista de todos, el policía en medio  de ambos ,alternando su nerviosa  mirada hacia  uno y otro, tratando de mantenerlos separados para que no haya agresiones físicas e intentando aplacar sobre todo a la mujer , rogando que no pasara a mayores.

Con el correr de los minutos los ánimos se fueron serenando ,momento esperado por el policía para intervenir y encontrar el camino de la solución que dejara conformes a las partes .

Solo él sabrá cómo logró convencer a ambos ,pero el diferendo tuvo un final feliz .
La hija de la mujer ,embarazada por el hijo de la otra persona ,origen del conflicto,terminaron contrayendo enlace , fueron felices y comieron perdices.

El policía demostró en la oportunidad que no solo sabía blandir la cachiporra ,también podía blandir su innata calidad humana conocedora de la psicología del común de la gente ,logrando una mediación a primera vista imposible.


A la Derecha :Rossi -El mediador

Recuerdos de Navidad


Cuando éramos niños,la primera indicación de que la Navidad era próxima lo daba el interés de nuestros mayores  por participar del Sorteo de Navidad  de la Lotería Nacional,cuyos premios eran importantísimos para la época,la mayoría no jugaba a la Lotería en todo el año ,pero esa fecha era una excepción, como si fuera  una especie de ritual que se debía cumplir.
Los billetes eran comprados en la Capital vía contra reembolso o encargados al Comisionista Vidal, en una Casa de renombre como si esta fuera un reaseguro para sacarse el premio .
La Panadería Modelo, solía hacer partícipe a sus clientes de un entero propio, cargando en la libretita del fiado la suma de diez centavos, monto de la participación.
 Una Navidad se hizo acreedora a un importante premio, que repartió entre su alborozada clientela. Otros negocios premiaban a sus clientes sorteando entre los mismos una Canasta Navideña.
 Navidad era sinónimo de Pan Dulce, casero realizados por manos habilidosas, por caso mi madre, para ello yo debía ir a la Panadería a  comprar 30 centavos de levadura de Cerveza para la masa, ésta se preparaba en el día anterior para que levara durante la noche. 
Caseros fueron también buena parte de los Pan Dulce que anualmente para esa fecha ofrecía La Despensa ,confeccionados por la  Sra. Ethel.
Panaderias y otros negocios ofrecían sus productos de elaboración propia o industrializados.Y estaban los de provisión gratuita ,enviados  por la Fundación Eva Perón ,siendo distribuidos por  la Oficina del Correo,que  entregaba  uno por persona junto a  una botella de sidra.
Si la Cena era fría el lechón estaba dentro de las preferencias y las Panaderías eran las encargadas de cocinarlo,finalizada la elaboración del pan,el horno quedaba disponible para el asado de los lechones  que se acercaban a la Panadería por la mañana y eran retirados por la tarde,del día de  nochebuena, que comenzaba puertas adentro con febril actividad,con la elaboración del  menú y tempranamente,
como no había heladeras poner las bebidas al fresco ,generalmente bajadas al pozo de agua.
Navidad era una fecha de reencuentro familiar,quienes habían emigrados a otros lugares en busca de mejores horizontes  regresaban por esos días para compartir la celebración con sus respectivas familias.
Para quienes éramos niños era un día muy especial,el ambiente festivo y de libertad para compartir la nochebuena con el grupo familiar ampliado o con los vecinos,predisponían a ello, (sin arbolito de Navidad,sin pirotecnia,sin regalos ) cuyo momento cumbre era la  asistencia a la Misa del Gallo en la que su particular Liturgia Ritual Tridentina,con el Templo  engalanado , colmado de feligreses,el Sonido del Armonio ,el vibrante y diáfano canto Coral del Coro de Niñas, los Villancicos, el Pesebre (x) y el beso al Jesus Niño la convertían para nosotros en una noche mágica.Con esa magiaa los chicos no ibamos a la cama miemtras lo miembros mayores de la familia concurrian al tradicional baile ,suyos ecos,como el de las serenatas ,entresueños llegaba a nuestros oidos.

(x) La Base del Pesebre lo constituia  un gran lienzo de arpillera pintado a la Cal con colores acordes ,cubria un soporte  irregular dando forma a una caverna dentro de unas ondulaciones ,en cuyo punto maximo se ubicaba la estrella de Belen, 



NAVIDAD DE ANTAÑO



La tarde previa a la Nochebuena se iniciaba tranquila, sólo los intensos movimientos relacionados con la cosecha daban vida al pueblo. Pero poco a poco Chillar despertaba, y el movimiento que toda Nochebuena promueve se hacia cada vez mayor, alcanzando su clímax al final de la tarde.
A las diecinueve , como todos los días la propaladora, instalada en los altos del cine , iniciaba su transmisión con su habitual marcha militar para seguir con el cantor de moda, Argentino Ledesma, interpretando "Silueta Porteña" o "Fumando Espero", que se ve eran del agrado de  Americo Zambruno , a cargo de pasar música y la publicidad.
Los comercios tenían un movimiento mayor al habitual, había mayor cantidad de gente en las calles, sobre todo en la calle  comercial céntrica, que mostraba que era un día diferente.
Hacia el anochecer poco a poco la actividad decrecía y para las veintiuna la propaladora se llamaba a silencio, y éste se adueñaba de todo el pueblo, permitiendo escuchar el antiguo Ruston de dos cilindros que proveía de energía. Silencio roto de tanto en tanto, por el silbato de algún tren de carga o de algún camión con su carga de cereal, apurado por llegar, entre ellos hubo uno que siempre se hacia notar y era el Internacional de los Fantaguzzi, inconfundible roncador por su escape libre, que llegaba sobre el filo de la medianoche y su atronador estruendo en su tránsito por la calle central parecía querer decirnos,"llegué".
Las calles para esa hora estaban desiertas, la mayoría en sus casas, reunidos alrededor de la mesa familiar, en el interior o al aire libre, en los patios.-
Era cura párroco el Pbro. José Giunta, tenia la costumbre de pasar música navideña, antes de la tradicional misa del gallo, de los parlantes ubicados sobre la torre del templo o a través de la propaladora a partir de las ventidos treinta, se podían escuchar tradicionales cánticos y villancicos, por medio de los discos de pasta de 78 rpm y a razón de una púa por disco, la emision finalizaba con el sonido de las campanas del Vaticano, y a continuación, las campanas del templo tocadas al vuelo iniciaban el llamado y la invitación a concurrir a la tradicional misa del Gallo.
 Esta era celebrada con el templo engalanado y a pleno, acompañada por el coro de niñas a cargo de la hermana Manuela, finalizando con el tradicional beso al Niño Jesús.-
Para la hora una, ya del 25, estaba anunciado el baile tradicional que se llevaba a cabo en la cancha de básquet del Club Independiente, amenizado por la orquesta local de los Hnos. Ferraro. Mientras otros ya casi despuntando el alba,salían con su guitarra o munidos de un acordeón a tocar y cantar  serenatas.
El baile ha terminado y en grupos, la mayoría a pie, se dirigía a sus casas, a tomarse un breve  descanso y a prepararse, el día preanunciaba ser caluroso y había que darse un chapuzón ¿ dónde?, en la laguna La Barrancosa.......

Orquesta Hnos Ferraro

Suicidio de un adolescente

Hoy sabemos que el suicidio en nuestro país es una de las principales causas de muerte entre los jóvenes de 15 a 24 años. Con tasas en varones del 20,4 y de 4,9 en las mujeres por cada 100.000 habitantes respectivamente para el periodo 2000-2013.
Siendo adolescentes habíamos sido impactados por el suicidio de una joven pareja ocurrida en el Cerro Cañete, donde una cruz recordaba el hecho. ¿fruto de un pacto?  "Son muy habituales los pactos suicidas entre adolescentes. A esa edad las relaciones de amistad son muy pasionales, intensas y suelen ser lo más importante” dicen los especialistas.
Ese hecho era un tema de conversación esporádica entre el grupo de adolescentes varones habitués de la Parroquia, sin embargo, nunca imaginamos que uno de nosotros iba tomar ese drástico camino.
De buena familia, bien parecido, sociable, como era costumbre en esa época, al no haber enseñanza secundaria en la Localidad, la opción era comenzar a trabajar tempranamente.
Con 16 años tuvo la oportunidad de ingresar al Correo como mensajero, el primer escalón que permitía luego acceder a diversas posiciones jerárquicas, no pocos se habían iniciado como mensajeros y luego alcanzado la jerarquía de Jefe de Sucursal en una época que era una posición de prestigio sobre todo en localidades pequeñas.
Un empleo formal en el Estado, envidiable para la mayoría de nosotros con empleos más precarios, propios de la informalidad de la época.
Vestía el uniforme propio de esa era que incluía la gorra tipo militar.
Recorría el pueblo en bicicleta llevando los Telegramas y Cartas Expreso a domicilio, turnándose con el Cartero en despachar y recibir la correspondencia a la llegada de los trenes de pasajeros a la Estación de FFCC sea por la mañana procedentes de Tandil o Tres Arroyos o de Olavarría o Azul por la tarde.
Al cabo de un tiempo nos había comentado entusiastamente que estaba practicando Telegrafía, pensando en rendir examen y acceder a la función de Telegrafista, que tenía por función por entonces la recepción y trasmisión vía telegráfica de los Telegramas.
Un buen día dejó de frecuentarnos y ya no lo vimos recorrer el pueblo en bicicleta.
Por terceros nos enteramos que no pudo pasar el examen de telegrafista, si bien, volvería a tener nuevas oportunidades, para él había sido un rudo golpe a su autoestima, lo cual lo llevó dejar el empleo y recluirse en su casa.
Dejamos de verlo, un día por casualidad concurrí a su casa, lo vi con una pronunciada barba, distante, apenas saludó con un ademán y una leve sonrisa para, sin pronunciar palabra ,escabullirse rápidamente en su interior.
La situacion conocida por  vecinos y allegados generó algunas murmuraciones y preocupaciones ,como suele ocurrir en un pueblo chico ,que incluyeron algun contacto informal con su progenitor.
Fue éste quien tras una breve ausencia  regresa a su casa ,para encontrarse con lo inesperado,su hijo se habia quitado la vida en el baño.
Lo primero que atinó a hacer, fue concurrir al Bar de al lado, para pedir una bebida fuerte ,quiza para tomar fuerzas ,a la par que deslizaba un apagado y compungido  comentario ,"se  me suicido un hijo".
No pasó mucho tiempo, para que la noticia se expandiera y asi  supimos de su drástica determinación 
Fué un duro golpe para su familia como tambien  para nosotros. 
Nos quedó el sabor amargo de que quizá algo podríamos haber hecho para evitarlo, pero la realidad es que no supimos ver el peligro que lo acechaba y mucho menos imaginar lo que finalmente sucedió,el suicidio jamas pasó por nuestras mentes..