Comer en las Fondas

¡¡Guarda la Testa, Guarda la Gamba!! 
Desde que pioneros como Martín Adam se instalara con el rubro gastronomico y alojamiento-luego le seguirían otros-la oferta no dejo de crecer, en la década de los años  40, el Hotel Internacional de Francisco Ratto encabezaba la oferta, le seguían el Restaurant “Urrutia”, el Restaurant de Molinari y el Hotel “El Descanso”, éste último sobre la ruta un tanto lejano por entonces.
Los tres primeros tuvieron su auge hasta fines de la década mencionada merced al movimiento que  generaba el Ferrocarril ,el movimiento de pasajeros,la manipulación de cargas ,los trabajadores golondrinas en épocas de cosecha,la venida al pueblo  de la gente de campo-numerosa por entonces- los fines de semana y/o  días festivos ,mientras “El Descanso” tenia vida propia por ser parada de colectivos ,que en esa época se detenían el tiempo suficiente para que los pasajeros y choferes pudieran almorzar , cenar.o tomar un refrigerio.
Curiosamente en el ambiente  pueblerino  los Hoteles eran nombrados como tales, mientras que los Restaurantes eran Fondas, por lo cual era común que se hablara de la Fonda de Molinari o de la Fonda de Urrutia.
Inicialmente ese vocablo era usado en el Rio de la Plata para referirse a un restaurante de menor categoría, generalmente  pequeño y atendido por sus dueños, tal como en realidad eran los nombrados.
Eran épocas de abundancia de comensales ,pero con bolsillos mas bien flacos,por lo cual los menús corrientes eran sencillos, sopa como  primer plato ,a veces espesa con un buen contenido de verduras y en otras un caldo con el clásico cabello de ángel, un segundo plato,bife a la plancha con ensalada, una milanesa con puré o papas fritas,un plato de pastas y luego el postre,el popular Vigilante ,bien argentino ,que no era otra cosa que la superposición de una tajada de queso fresco con otra de dulce de membrillo o batata.Menús sencillos que gustaron del paladar de algunos grandes por ejemplo Borges,que gustaba de ir al Restaurante donde solía pedir bife con ensalada y el famoso “queso y dulce” como postre .Luego podía completarse con el te o café, claro, a veces sucedía ,según se cuenta que la moza de una de las fondas de nuestra historia con menú y costo fijo pasara directamente del segundo plato al té o café ,suscitando la protesta del ocasional comensal ,¿Cómo que te o café? ¡¡Yo vine a comer!!.
Por supuesto la opción de platos mas elaborados  estaba disponible o donde el número de comensales estaba asegurado de antemano, regia la oferta del plato del dia, que podía incluir hasta un puchero tradicional o un puchero  de gallina, muy común en esa época, hoy en el olvido.
Estos requerían mayor tiempo de elaboración que los platos sencillos mencionados que pueden realizarse a pedido y en pocos instantes.
Las cocinas de entonces eran a leña,quien esto escribe pudo conocer las mismas, algunas tenían aspecto un tanto  lúgubre, por el negro de la cocina económica, las ollas y utensilios tiznados y las paredes y cielorrasos ahumados, en semipenumbra por la falta de luz natural y otras con amplios ventanales ,bien iluminadas mejor ordenadas  impresionaban mucho mejor ,claro que en una época, en la que lo que mas sobraba eran las moscas, sobre todo en verano y los medios para combatirlas estaban muy lejos de  ser los de la actualidad , uno no sabe cual de las dos cocinas resolvía mejor el problema, si sabe y puede dar cuenta que en  la que impresionaba mejor, un emblematico cocinero gringo, preparaba  milanesas en una oportunidad, maza de madera en mano iba moldeando las fetas de carne,entre el revoloteo de una nube de moscas, advirtiéndoles con su potente vozarrón ¡¡Guarda la Testa, Guarda la Gamba!!.¡Plaf.¡Plaf,¡Plaf,¡¡Guarda la Testa, Guarda la Gamba!! ¡Plaf,¡Plaf, ¡¡Guarda.......!
¿Habrá caído alguna de ellas bajo la maza? ¿Quien puede asegurar que si o que no? , poco importa,”Ojos que no ven corazón que no siente“,dice el refranero popular.








Un Surtidor que fue noticia


A mediados de los cincuenta Chillar contaba con un buen número de Surtidores para el  expendio de nafta, La Perla de Di Ciancio, Urruti y Cia, La Despensa y Agencia YPF de Antonio Flecha, La Gomería de Angulo, la sub. Agencia ROAS, el Taller de Cala, el negocio de venta de Repuestos de Jose Vivarelli Borri, El Colono de Jesús Rabago, El Descanso de Clemente Melchior(x), contaban con sendos surtidores para expendio de nafta, de la única variedad existente de las tres petroleras más conocidas. 
                                                          Los surtidores eran de accionamiento manual,una bomba reloj impulsaba la nafta hacia  dos botellones de  vidrio transparente de cinco litros de capacidad  ubicados en la parte superior,que se llenaban de a uno por vez,una vez completado el llenado del primero  automáticamente se descargaba y comenzaba a llenarse el siguiente y así sucesivamente,hasta completar la cantidad pedida, que inicialmente se introducía en un selector graduado de cinco en cinco litros  ,por ejemplo si se seleccionaba 20 litros ,a medida que se iban descargando los botellones ,el selector automáticamente cambiaba a 15,10 ,5 y cero litros ,llegado a este punto se bloqueaba el bombeo de la nafta, como puede observarse la cantidad mínima eran cinco litros,todo un inconveniente si el cliente había pedido una cantidad mayor a la que podía recibir el tanque del vehiculo.
Por entonces el despacho de nafta, dado el numero de vehículos y la cantidad de surtidores, no era de volúmenes significativos, por ello la nafta se traía por medio de tambores de 200 litros que luego por medio de una manguera, obrando como sifón se la pasaba al tanque del surtidor.


La Despensa
Todos los surtidores y en especial los de la Empresa Estatal YPF,eran revisados periodicamente por los services de las respectivas compañias,procediendo a realizar una limpieza general en especial de los botellones ,verificar hermeticidad de la bomba y la cañeria y controlar o ajustar la cantidad de nafta despachada.
El surtidor de esta historia pertenecía a La Despensa y Agencia YPF de Antonio Flecha,la única diferencia con los surtidores anteriormente descriptos era que en lugar de tener dos botellones de cinco litros tenia un único recipiente de alrededor 80 litros,de manera , recibido el pedido se colocaba la cantidad en el selector correspondiente y se  bombeaba hasta completar la cantidad requerida, una vez completada la misma, por medio del accionamiento de  una palanca se abria la válvula de paso y comenzaba a fluir la nafta hacia el tanque del vehiculo hasta completar su descarga.En esa época Fratantueno y Laborato  realizaban sus viajes diarios entre Chillar y Azul con su colectivo, trasportando pasajeros y realizando comisiones,partiendo de Chillar por la mañana a la hora 8 y partiendo de Azul en su regreso a las 17 horas. Casi sobre al hora del cierre llegaba Fratantueno a La Despensa con su colectivo a completar la carga de nafta para el viaje del día siguiente,era algo  mas bien rutinario,llenar el tanque de nafta  y luego  ingresar al local para el tramite correspondiente,pero un día en medio de una conversación animada con el despachante,ambos ingresan al local mientras la manguera estaba descargando la nafta en el tanque del colectivo,completado el tramite en el interior del local,Fratantueno ,ensimismado en sus asuntos,se subió al Colectivo,lo puso en marcha,sin percatarse que la manguera aun permanecia  introducida en  la boca del tanque  y partió como de costumbre,el estruendo y los gritos del despachante lo hicieron detenerse,el daño ya estaba hecho, había arrancado al surtidor de cuajo yaciendo acostado parte en la vereda y parte sobre la calle.Un evento ,que en un pueblo chico falto de sucesos, corrió como era de esperar  como  un reguero de pólvora ,convocando rapidamente a una legion curiosos y, seria la comidilla en  los días siguientes..


(x) Melchior habia incorporado un segundo surtidor destinado al gas oil,el primero en la localidad y el primero en ser accionado electricamente.- 





El Sueño del “Mallorquín”

No se sabía su nombre, solo que era natural de Mallorca.Y como el “Mallorquín”, se lo conocía. Era un personaje singular, sencillo, amable, conversador, algo extravagante en el vestir.”No se por qué me cargan los chicos, ya me tienen, cansado”, solia repetir, “y por la forma en cómo que vistes ¿qué esperas? ¿qué te feliciten?” le solía decir el ocasional interlocutor.
En pleno verano, solía colocarse sobre la cabeza un pañuelo desplegado y sobre él un sombrero de fieltro ya venido a menos,hacia calor;pero él usaba saco tipo sastre, que también había conocido épocas mejores que le quedaba holgado y, para rematar, usaba alpargatas y con ellas introducía el pie dentro de unos botines con suela de madera,(Zuecos) muy usuales entonces,con los cuales,el tamaño del calzado era desproporcionado en relación con su estatura y conformación física; mas bien menuda,sumada la barba de varios dias,era la imagen típica de un “espantapájaros”, ambulante, en este caso.Su sociabilidad lo hacia un frecuente visitante de vecinos y conocidos.
Solía llegar a horas inusuales,en general, se aparecía luego de finalizada la cena, lo cual para muchos,no dejada de ser un contratiempo y no veían la hora que se retirara,nada fácil,¿cómo interrumpir su verborragia?.
Eran los años treinta y se estaba por completar lo que seria uno de los últimos ramales construidos por el Ferrocarril Sud.Un ramal que vincularía a Chillar con Cnel Dorrego,pasando por Juan E.Barra.(x)Se rumoreaba que la necesidad de ladrillos iba a ser cuantiosa,algo que el sobrestante Ingles,le confirmo al “Mallorquín”,”Ud, fabriquelos y cuando estén,avísenos,que nosotros venimos, los vemos,y luego decidimos”.
Asi fue, el “Mallorquín” se dedicó a fabricar horneada tras horneada,hasta acumular varias decenas de miles,mientras ello sucedía, su tema de conversación preferido,era el negocio en vista,el dinero que iba a ganar, todo lo que le permitiría tener y conseguir, entre ello,la posibilidad de regresar a Mallorca con su familia,invertirlo y tener un buen pasar futuro en su tierra.Asi llegó el gran día, un Ingeniero Inglés que tendría a su cargo la dirección de las obras y el acopio de materiales, se hizo presente,junto al “Mallorquín” se dirigió a inspeccionar los ladrillos.
El ingles, comenzó a caminar, mientras dirigía la vista detenidamente,tomaba algún que otro ladrillo,lo volvía a dejar en su lugar,por allí tomo uno,lo miró, lo sopesó,quedándose con él ,siguió con su rutina, mientras el “Mallorquín”,ya sudando la gota gorda,presentia,que la cosa estaba tomando un cariz no previsto.Por allá,luego de unos minutos,el ingles, tomó otro ladrillo,lo observó con detenimiento y, golpeándolo repetidamente con el que había tomado en primer término, le dice al “Mallorquín”, ”si son todos como estos,le compramos todo lo que produzca”,”si,si,pero ¿y.. qué hago con todos los demás”?,pregunta el “Mallorquín”, “¡Ah,mire,eso es un problema suyo!”.
Y así , en un instante,el sueño del “Mallorquín”como todo sueño,al momento del despertar,se esfumó.Hay que decir que los ingleses importaban ladrillos de Inglaterra. Al llegar a la obra,volcaban el vagón y el ladrillo que se rompía, merecía un comentario ,“ladrillo que se rompe,no sirve”.
Las alcantarillas de las vías y los edificios de la estaciones dan fe de la calidad de ese ladrillo.-El “Mallorquín”,apesadumbrado por la experiencia,no se repuso del todo y en cuanto pudo, dejó Chillar,para radicarse junto a su familia en el Gran Buenos Aires destino de otros tantos chillarenses,en los comienzos de la primer presidencia de Perón.-


(x).La obra completa incluia el ramal Azul-Arroyos de los Huesos-Tandil,y Arroyo de los Huesos-Chillar-Juan E.Barra-Cnel Dorrego,la construcción se habia iniciado en 1929,se detiene por la crisis de 1930 , una vez pasada la crisis se continuan con las obras que finalizan en 1934,asi se completa el segundo ramal mas directo después del via Pringles,entre Buenos Aires y Bahia Blanca.Juan.E Barra ya estaba conectado con Tres Arroyos,con ello, tambien queda habilitado el servicio Azul-Chillar-Juan E.Barra-Barrow-Tresarroyos,activo en cargas y pasajeros hasta su cierre en los 60.-Fuente:Boletín de Historia Ferroviaria N°9 de “Todo es Historia” N°362.-Setiembre de 1997.



Episodio Insolito en Chillar.La odisea protagonizada por el Medico-Diputado Dr Horacio Ferro

Un avezado delincuente,apenas quince días después de salir de la Cárcel urdió una celada a un médico de Chillar para hacerse de dinero.Primero visitó a un facultativo,como este no pudo atenderlo fue al consultorio de otro,que resultó ser además Diputado Provincial.Simuló que necesitaba sus servicios médicos para atención de un familiar y juntos ,en el automóvil del médico-legislador partieron hacia el domicilio del presunto enfermo.En el trayecto el delincuente lo despojó de 3.500 pesos y le ordenó marchar hacia la Capital Federal.Cargaron nafta en un surtidor,el delincuente recogió unos bártulos que había dejado en un lugar del camino y al llegar cerca de La Plata abandonó a su víctima perdiéndose en la oscuridad.La odisea del Médico-legislador duro seis horas.El delincuente seria apresado poco después en un rancho de City bell.

Síntesis de la odisea vivida por el Dr. Horacio Ferro allá por 1958, lo que sigue forma parte del testimonio de su Hija: Nora Ferro
Eran aproximadamente las 20 horas,cuando llama a la puerta del Consultorio(y domicilio) un individuo con grandes anteojos,solicitando los servicios del médico para su madre que estaba “descompuesta”,le dicen que el Dr. esta por llegar,lo espera,minutos mas tarde el Dr llega en su auto subiéndolo a la vereda como para ingresarlo al garage,al ver a quien estaba en espera,baja del auto y al enterarse que debía hacer una “visita a domicilio”,lo invita a subir,en un primer momento tiende a sentarse en el asiento trasero,pensando el conductor que lo hace por “inhibición”,lo invita a sentarse delante y salen rumbo al domicilio indicado.Al pasar frente a la Cancha de Estudiantes,el Dr. pregunta,¿está muy descompuesta la vieja?....respondiendo el acompañante mientras apuntaba con una arma oculta bajo el pulóver(no era visible),¡esto es un asalto y tome la Ruta 3!.
Mientras iba mirando dice ¡doble ahí, por la calle angosta!, segundos mas tarde dice “no veo la seña”, hasta que la descubre,”una cacerola sobre un poste de alambrado”, ¡Frene, frene! Ordena,pide al Dr. que no mire y que no intente hacer nada,pues su vida correría peligro,recoje en el pajonal “unos bultos” y nuevamente quiere sentarse atrás,el Dr. reacciona diciéndole “con la tensión nerviosa de que me vaya apuntando,no”,desde el primer momento el Dr. lo trataba con mucho respeto.pero los que lo conocían imaginaban después “como iría entrando en cólera”.
Al llegar a Manantiales de Larreta,el delincuente le pregunta ¿tiene dinero?,si lo quiere no…,responde el Dr. que para peor lo empezó a alertar,que “en cualquier momento la chapa legislativa del vehiculo podía llamar la atención de la policía(..)y si no nos detenemos(..)cuando lleguemos a Las Flores nos van a estar esperando con armas largas…(..)únicamente que ligue un tiro en las bolas..yo contra UD no voy a disparar” dice el delincuente, recibe el dinero en un fajo sujeto por un broche,le devuelve éste diciendole”tómelo puede ser recuerdo de algún enfermo..
.Ante la necesidad de reabastecimiento le entrega al Dr. trescientos pesos, en Azul cargan nafta y aceite, condicionado por el delincuente que le impide bajar y el hecho de estar apuntado por un arma no le permite hacer seña alguna.
Continuan viaje, mas adelante el delincuente hurga entre sus paquetes, sacando unas milanesas que comparte con el Dr, al llegar a Monte viraron por camino Gral. Belgrano hacia La Plata,y luego al llegar a Gutiérrez toman el camino Centenario hacia la Capital provincial,al pasar por instalación industrial,el Dr. le pregunta si sabia que era eso,el delincuente le responde que se trata de una Papelera,seña que conocía el lugar,momentos mas tarde traspuesta la Estación de Villa Elisa pide que detenga el automóvil,le pregunta al Conductor si cumpliría con sus obligaciones(de denunciarlo),le dice “me llevo la linterna”,luego de darle unos pesos para la nafta,”para que vuelva,su familia debe estar preocupada” bajó los paquetes y se perdió en medio de la oscuridad de la noche.El asaltado regresa hacia La Plata dirigiéndose a la Comisaría 3ra (Calle 12 entre 60 y 61),ingresó identificándose ,diciendo”vengo a pedir un favor,usar el teléfono para llamar a mi familia y hacer una denuncia”.
A todo esto en Chillar,al no regresar de la visita,siendo que a la hora de la cena,a las 20,50 hs regularmente estaba presente,su esposa criteriosamente lo llama al “Laucha”(Luciano Lutscher) que era “su amigo” y de ultima éste concurre a la vivienda de la “supuesta paciente”,la vieja le dice “si estoy mejor que nunca,nadie de aquí llamó al doctor”.
Alertada la policía local,lo buscaron por el Cementerio,por las salidas,ni se le ocurrió al Comisario la Ruta 3(No vieron un policía ni nadie los paro en los 360 Km. de recorrido).A medianoche,el Comisario se hace presente en el domicilio y le dice a la esposa del medico,”hicimos todo lo que creíamos conveniente y no lo encontramos”.Mientras tanto sus hijos Horacio y Nora,que estudiaban en Azul,eran ajenos a la situación que se estaba viviendo,se enterarian una vez que su Padre reapareció)
Luego de hablar por TE, la esposa no muy convencida, pensó ¿Y si lo tienen secuestrado y lo hacen hablar…?.Llama a la Oficina de la Unión Telefónica (estaba en la casa de al lado), el Operador Domínguez, le dice:”yo pensé lo mismo, y ya averigüé, llamó de la 3ra de La Plata (En realidad había escuchado todo…cosas del TE de esos tiempos).
Al día siguiente el Dr. Ferro les dice a la policía en La Plata “si hacen una razzia por la zona en que bajó,por ahí lo encuentran”.Asi fué lo detienen y lo llevan a la Comisaria,donde se produce el siguiente dialogo,un policía pregunta, ¿lo conoce al Señor?(al Dr. Ferro),responde: No.-“mira que sos desgraciado Amaranto,hace 15 días que saliste de la cárcel y ya te metiste en otra …”-“Y que le va hacer Doctor, no puedo…”-¡Ah! ¿lo conoce?-“si, si viajamos toda la noche juntos”.
En el interin,en Chillar un Policía decía “el que ha salido de la Cárcel después de estar 15 años,de los 30 de edad que tenia es Amaranto Ferreira”(cuyo padre,padecia sordera, vivía en Chillar)
De hecho Ferreira no sabia manejar y lo que quiso fue llevar sus bultos(nunca se supo que contenían),si hubiese ido al Club Social y pedía plata para viajar,seguro se lo daban.
El Dr. Ferro diría luego,”en lugar de leer una novela de Corin Tellado,la viví….menos mal que no sufro del corazón,…que si no..”.
Tiempo después cuando se realiza la reconstrucción del hecho en Chillar, el Dr. Ferro, lo fue a ver a Ferreira y le dijo”vos me diste plata para la nafta, tomá para vos, para los cigarrillos”.
Epilogo: El Comisario Omar Luján en compañía de dos ayudantes, después de realizar múltiples indagaciones tomó conocimiento que en un rancho ubicado en las calles Filadelfia y Nueva York en las afueras de City Bell, Km. 12 del camino Centenario, había sido visto un individuo cuyas características coincidían con los del profugo.Amaranto Ferreira tenia 34 años,al momento de ser detenido estaba en el rancho con su concubinaYolanda Rodríguez y un hijo de ambos.
De pésimos antecedentes y sin ocupación conocida.Habia sido procesado numerosas veces por robos y hurtos y en tres oportunidades condenado a prisión,la ultima de ellas a seis años que cumplió en la Cárcel de San Nicolás, de donde había salido hacia 15 dias.
No ofreció resistencia alguna ni intentó ocultar su responsabilidad en el hecho de que fue objeto el Diputado H.Ferro.Por lo demás tenia en su poder la linterna que le sustrajera al nombrado y la cantidad de 2012,45 pesos,que le restaban luego de haber entregado parte al Dr. Ferro para gastos de combustible y de realizar algunas compras.
En la Comisaría formalizo su confesión,manifestando “que al salir de la Cárcel y no tener perpectiva alguna de lugar de trabajo,con dinero de su peculio viajó a Azul, dónde tiene otros familiares para recoger diversos eneseres.Debía luego regresar a La Plata y como no contaba con medio alguno urdió el plan que llevo a cabo.Dijo también que estuvo primeramente en casa de otro médico(x),donde le notificaron que no lo podía atender,por lo que le sugirieron recurrir al Dr. Ferro”.Así lo hizo con el desenlace apuntado.
En cuanto al arma utilizada para amedrentar a su victima, Ferreira aseguro que careciendo de otra cosa, empleó un peine atado a un trozo de madera y ese era el objeto que llevaba debajo del pulóver y con el cual encañonó al Dr. Ferro, aunque se cree que todo fue una artimaña para recibir una pena menor.Fue condenado por rapto de personas y robos reiterados.-
(x) Se trataba del Dr. Ronchetti 
Dr Ronchetti Iz-Dr Ferro Der



CHILLAR CONOCIÓ LA ALTA COMPETENCIA

Chillar conoció la alta competencia...
Por Americo Lohin LE 4.314.760Tres Arroyos, provincia de Buenos Aires Enviada a través de Radio Mitre, AM 790
Chillar, mi pueblo natal, está ubicado en el partido de Azul, provincia de Buenos Aires, a la vera de la Ruta Nacional 3, en el kilómetro 360. Durante los 50 fue una típica localidad del interior bonaerense, con alrededor 2.500 habitantes, pulcra, ordenada, con sus calles céntricas asfaltadas, el resto compactadas, sus árboles prolijamente podados y pintados de blanco. La plaza en diagonal en proceso de terminacion... era el año del Libertador y se lo recordó con un monumento, que aún le faltaba el busto, colocándose un cuadro para la ocasión y la presencia de los granaderos, todo un acontecimiento. La actividad principal era agrícola-ganadera y el pueblo se desenvolvía bajo su manto, almacenes de ramos generales, consignatarios, cooperativas, herrerias, talleres mecanicos, tiendas…
El fútbol era el deporte que más adeptos tenía, con pelota de trapo o con la numero cinco, practicado a toda hora del día, frente a la sede del club Huracán. Un extenso baldío convocaba a chicos y adolescentes, en un partido que solo finalizaba con la puesta del sol.Los que no eran adolescentes tenían además otros juegos: la agarrada, la escondida, los barriletes, los cowboys con pistola de cebita o simplemente un trozo de madera, un caño y el ¡bang-bang!
Había otro especial EL ARO,(x) para quien no recuerde se trataba de una circunferencia metálica de 20 a 30 centímetros de diámetro y no más de tres o cuatro centímetros de ancho, que se llevaba rodando por medio de una varilla de alambre grueso que terminaba en “U”. Ese “fierro” despertó el interés de Don Juan Silvagni, “fierrero de ley”, preparador de autos de carrera y corredor de los Ford T. Era el poseedor del único torno…Quizá a través de uno de sus sobrinos tomó contacto con el juego y se propuso mejorar su perfomance, construyendo varillas con diversas variaciones, con doble horquilla, curvadas, con seguro…Las hacía para quien se las pidiese hasta que surgió la idea ¿Por qué no hacer una competencia?
Así, una tarde de verano, cuando no había ninguna actividad, la voz se corrió y el circuito se llenó de publico. Don Juan, organizador y director de la prueba, tendió el pasacalle junto con los participantes con el distintivo de la agrupación.
También puso dos sábanas blancas que servirían de largada y llegada, en un circuito que abarcaba una manzana.Una carrera pedestre guiando y empujando el aro era algo no sencillo, pues el control se hacía mas difícil a medida que se corría más rápido, a tal efecto había controles para verificar que los participantes lo hicieran correctamente y descalificar a aquellos que hubiesen perdido el aro.La prueba contó con poco más de quince participantes y se desarrolló con todo éxito.
Pese a la aprobación del público la competencia se hizo solo una vez… parece que Don Juan tuvo una discusión con la “autoridad” y como era de pocas pulgas la carrera dejo de realizarse… y el juego poco a poco solo quedó en el recuerdo.
(x).El aro ea usado en las mazas de las ruedas de madera de los carruajes.